Turquía aprueba polémica reconversión de Santa Sofía en una mezquita

Viernes, 10 de julio de 2020

Un tribunal en Turquía dio luz verde a la reconversión de una de las estructuras más icónicas de Estambul, declarada patrimonio cultural de la humanidad, en una mezquita.

El templo de Santa Sofía fue en sus inicios cuando se completó en el año 537, una catedral cristiana durante el imperio Bizantino. Luego fue convertida en una mezquita tras la conquista de los otomanos, para posterior a su caída, ser designada museo por el fundador del estado moderno de Turquía, Mustafá Kemal Ataturk.

Grabado de Santa Sofía
Santa Sofía en sus inicios fue una catedral cristiana ortodoxa en la Constantinopla de entonces

Desde la apertura del museo en 1935, Santa Sofía simbolizaba una de las atracciones turísticas más visitadas del país, tanto por turistas como por líderes y personalidades celebres.

Sin embargo, en una campaña realizada por grupos islamistas turcos, se ideó la propuesta de reconvertir en sitio en un tempo de culto como fue en sus inicios.

La medida fue apoyada por Tayyip Recep Erdogan, presidente de Turquía, quien escribió en Twitter adjunto con el documento con su firma ratificando el cambio “Los mejores deseos”.

El primer llamado a la oración fue recitado desde Santa Sofía, siendo transmitido en todos los canales noticieros.

Los perfiles de redes sociales del sitio cultural fueron eliminados por decisión del Tribunal Supremo de Turquía, la cual recientemente acaba de anular la ley de 1934 aprobada por Ataturk, la cual sostenía el carácter secular de Santa Sofía.

Irem Koker, periodista del Servicio Turco de la BBC, afirmó con la anulación de esta ley que se “prevé que el estatus de Santa Sofía cambie automáticamente sin que el gobierno tenga que tomar una nueva decisión”.

Por otro lado, el líder de la iglesia ortodoxa oriental condenó el cambio, al igual que Grecia, país que cuenta con millones de feligreses ortodoxos. La ministra griega de Cultura, Lina Mendoni, emitió en un comunicado que el nacionalismo mostrado por el presidente Erdogan “hace retroceder a su país seis siglos”. A esto agrego que el fallo judicial en Turquía “confirma absolutamente que no hay justicia independiente”.

La iglesia ortodoxa rusa opinó que la decisión conduciría a divisiones. La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) recomendó a Turquía revertir el cambio. Sin embargo Turquía rechazó los comentarios argumentando que “abrir Santa Sofía a la oración no impide que turistas locales o extranjeros visiten el sitio”, según los comentarios del portavoz de presidencia turca, Ibrahim Kalin, dirigidos a la Agencia Anadolu.

El Consejo de Estado se pronunció que “Se concluyó que el acta del asentamiento lo designaba como una mezquita y su uso fuera de este carácter no es legalmente posible”. A su vez “La decisión del gabinete en 1934 que puso fin a su uso como mezquita y la definió como un museo no cumplía con las leyes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *